martes, 17 de noviembre de 2009

20 minutos de solidaridad

Esperando como siempre en la parada del bus hoy hacía algo más de frío de lo normal, menos mal que había sido previsora y me había llevado aparte de la chaqueta de punto un abrigo en una bolsa, la del "por si acaso" donde también llevaba un pequeño paraguas.



Me dió por mirar el cristal de la parada y vi un letrero "hoy se retrasan los horarios unos 20 minutos por obras en el recorrido del bus, disculpen las molestias". Tocaba esperar.. En realidad casi que eran 20 minutos de respiro en mi alocada vida , ya que no paraba ni un minuto cuanto apenas últimamente..



Pensé en aprovechar para sacar un café y al menos no estaría esperando ahi en la parada solitaria. Me sentí observada y barrí con la mirada la zona para ver de donde venía la mirada que estaba clavada en mi.



Allí estaba tras de mi, tirado en el suelo con mirada triste. Era joven, aproximadamente de mi edad y estaba tiritando de frío. Pobrecito , pensé...



Me entraba verguenza de pensar a veces que no tenía dinero para ese bolso caro que me gustaba o para ese juego de la DS que se me había metido en la cabeza, pero yo a diferencia de él tenía una casa, ropa para abrigarme, comida a diario, un trabajo...



Me acerqué a él, me quité la rebeca y se la di, yo tenía el abrigo y le di mi sandwich del almuerzo y el euro para el café por si se quería tomar algo caliente.



Su cara cambió , primero de extrañeza, a sorpresa y de ahí a alegría brindándome una bonita sonrisa tras esa cara demacrada por el frío y la pobreza. Acertó a decir .."GRACIAS" y me dió la mano.



Estaba fría y me acordé que en mi bolsa del "por si acaso" tenía unos guantes, ya me compraría yo unos, estos se los dí a el que le hacían más falta..



El ya si que no se lo podía creer y acertó a decirme.." Eres un angel y porque no tengo nada que ofrecerte como ves, pero si lo tuviera sería todo tuyo..."



Debajo de la pobreza que lo envolvía se adivinaba un corazón enorme y rico en cariño, me conquistó su ternura , así que cada día le ofrecía un café y un sandwich, con la excusa que yo me lo había preparado y no tenía hambre y el lo recogía siempre con una sonrisa.



A partir de ahora estaba en la parada del bus veinte minutos antes por pasarlos con ese chico de mirada viva que la vida le había dado tan poco y yo quería darle lo poco que pudiera, veinte minutos al día un sandwich y un café caliente...



Este relato lo escribo para concienciarnos de que siempre hay alguien que tiene menos que nosotros, y que aún podemos dar gracias de lo que tenemos.. Mañana me pasaré por vuestros blogs que ya echo de menos pasarme. Besitos.

39 comentarios:

Ana dijo...

Precioso...Me dejas con el vello de punta..Es cierto, siempre hay alguien que tiene menos que nosotros, solo hay que querer verlo, y hay muchos que no lo ven.

Muchos besitos mi niña.

X dijo...

En el fondo, hay poca gente que haga cosas así. Una pena.

Besos.

Montse dijo...

En las comparaciones, afortunadamente, seguimos estando por encima de muchos que realmente pasan calamidades. Gesto maravilloso por tu parte.

Besitossss

Luchida dijo...

Qué historia más bonita. La verdad que me ha gustado mucho y ahsta me ha saltado las lágrimas... Solemos ir demasiado a lo nuestro...

Juancar dijo...

Así es.
Es como la historia del pobre que va comiendo un retso d ebocadillo que se encontro en la basura y maldiciendo su pobreza,cuando al darse la vuelta ve otro que se estaba comiendo las migajas que le caian.

Un besito

Cornelivs dijo...

Es un lindo relato. Besos.

Marino Baler dijo...

Digno de admiración. En estos tiempos que corren tan malos, veremos, por las fechas que se aproximan, la doble moral de la gente. Donde todos tendrán buenos deseos para todos pero poca gente haría lo del relato.

Un besset.

Esteban dijo...

Muy bien echo, yo tambien har elo mismo cuando vea gente asi, un beso guapa.

HADALUNA dijo...

Hermosísimo, Esther.
Es cierto que muchas veces no nos damos cuenta de que hay personas que se conforman con las migajas y no se quejan.

Besitos dulces.

Alijodos dijo...

haria mucha falta gente que tuviera gestos como los de tu relato sin juzgar ni pensar simplemente tener ese gesto...eso sería maravilloso..un beso esther...

Naveganterojo dijo...

Amiga, esta entrada hace que nos planteemos muchas cosas, siempre quejandonos de lo mal que estamos, siempre enfadandonos por que no podemos comprar ese capricho que se nos ha antojado, siempre de mal humor, por que queremos comprar y no podemos lo que hemos visto anunciado en la tele, pero nunca miramos abajo, al suelo, donde hay miles de vidas que no tienen nada, ni una sonrisa, ni un poco de calor humano, y mucho menos ese artilugio de ultimo modelo que nosotros estamos deseando obtener.
Hemos de tener mas fria la mente y mas caliente el corazon.
Un abrazo.
Salud y felicidad

Stanley Kowalski dijo...

Me dejaste con un nudo en la garganta. Te felicito de corazón.

BESOTES HERMOSA!

El Ente dijo...

Sabes una cosa Esther? a veces, nada es lo que parece... puede que ese joven estuviera ahí para encontrarte a ti, y a la vez que tu tuvieras la recompensa que mereces, y es la abrir el corazón de par en par y disfrutar de ese momento mágico que es tener la sensación de "estoy haciendo lo correcto"

Todos deberíamos tener un retraso de veinte minutos, pararnos por un momento y preguntarnos ¿Tengo todo lo que necesito? ¿Necesito más de lo ya tengo? las respuestas querida amiga es otra pregunta:
¿Que puedo hacer por los que necesitan?

La vida es como un gran juego de pruebas físicas, mentales y espirituales. A veces los jugadores más pobres aparecen en el momento oportuno para darnos el premio de poder ser solidario, para darnos la oportunidad de cambiar el chip, venimos al mundo desnudos y sin nada, nos iremos igual...

ERES AUTENTICA ESTHER...

UN ABRAZO

Winnie0 dijo...

Esther gracias por encogerme el corazón y recordarnos muchas cosas de conciencia...Besos

Gabiprog dijo...

Para un quejica gruñon como yo es necesario recordar cuantas cosas poseo y en cuantas cosas he tenido una suerte que la rutina me hace olvidar.

Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias Esther por visitarme, siempre es un placer recibirte.

BESOTES HERMOSA!!

Anónimo dijo...

Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salv@.

Romanos 10.

Marinel dijo...

Hermoso relato,querida niña.
La verdad es que cuesta muy poco solidarizarse con los demás.Tan sólo con alguna aportación individual,conseguiríamos entre todos mucho.
Un ejemplo maravilloso el de tu post,que me ha emocionado mucho.
Eres un cielo.
Besos,guapa.

Mónica dijo...

Hola esther!!! Tanto tiempo!!! No sé te perdí en la blogsfera y por suerte te volví a encontrar.

Es verdad lo que escribiste siempre, siempre... hay alguien que está peor que nosotros, ojalá no fuera así.

bss. Nos vemos.

Jose dijo...

Vivo cerca de una fabrica derribada, donde se han acampado una serie de personas indigentes,

haciéndose unos chambaos de maderas y cartones.

Si pienso en ellos cuando por las rendijas escucho el silbar del viento, y yo en la cama caliente y confortable.

Les ayudo en lo que puedo pero sé que no es suficiente,nos debemos de implicar mucho más

Esther que deliciosos olor a naranja valenciana tiene tú salón

Un saludo

Luchete dijo...

Sí, enorme tu actitud... si mucha gente actuara como tú...

Te felicito por ello... muchas personas pequeñas, en muchos lugares pequeños haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar elmundo...enorme Esther sí...

Un abrazo grande, pasa buen finde!

Nuria Gonzalez dijo...

Esther me gustaría que recogieses el lazo de afecto en mi blog. Debido a las dichosas normas no pude nominarte lo mismo que a otros por eso a la par ue comento lo estoy ofreciendo con cariño.

Tu relato es humano y necesitamos muchos relatos verídicos como este para darnos cuenta que hay PERSONAS con necesidades como las nuestras y no las tienen.

Besitos guapa

Mar dijo...

Muy buena reflexión, si nos parasemos esos 20 minutos todos los dias seguramente veriamos muchas cosas a las que nunca prestamos atención, verdaderamente ese chico encontro un Ángel.

Besitosssssssssssssss

José Manuel Beltrán dijo...

Esther, realmente emocionante lo que has descrito y sobre todo, la forma de hacerlo.
Acaso esto mismo es tan difícil de llevar a cabo. Nooo, pero ¿por qué nos resistimos?
Un besazo, ciudadana.

Isabel dijo...

Todos deberiamos "gastar" esos 20 minutos, tan bien empleados como cuentas aquí. Me ha encantado. Un beso

RAMPY dijo...

Un bonito y emotivo gesto, sin duda.
Un rampybeso.

Raiandoelsol dijo...

Hola, Esther, hace tiempo que no puedo visitar, pero hoy tengo la oportunidad de pasar por tu lugar ..., es muy emotivo lo que escribiste y es la pura y dura realidad, por desgracia.

Te dejo un saludo cordial, y como siempre, mis mejores deseos.

Noesperesnada dijo...

La mirada define a las personas y son esas miradas las que hacen visible nuestra existencia, sin que importe la carencia que nos afecte. Ojalá uno se cruzara más seguidos con miradas solidarias como la tuya...

Noesperesnada dijo...

La mirada define a las personas y son esas miradas las que hacen visible nuestra existencia, sin que importe la carencia que nos afecte. Ojalá uno se cruzara más seguidos con miradas solidarias como la tuya...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

me ha emocionado leerte. Besos.

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias querida Esther por visitarme.

BESOTES PRECIOSA!!

María dijo...

Por supuesto que siempre hay alguien que tiene menos que nosotros, en cambio, son tantas las veces que sólo vemos nuestro ombligo y no miramos a nuestro alrededor.

Un beso enorme, Esther.

Alatriste dijo...

Es un hermoso relato y que nos deja una sabia moraleja. Hay que compartir. Este mundo ya es de por si muy injusto, como para que también nosotros contribuyamos con nuestro egoísmo. Estoy de acuerdo con una frase. Eres un ángel, muchacha. ¿Cómo estás? Confío en que bien. Me alegró mucho volver a saber de ti. A ver si no perdemos el contacto. Malditas obligaciones. Je, je, je. Cuídate y ya sabes que me tienes de tu lado. Un besazo, guapa.

Luchete dijo...

Te dejo un gran abrazo para que tengas un buen finde!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Para este mundo de desarmados, no estás pidiendo demasiado, 20 minutos? ufff Mucha tela...

Saludos y un abrazo enorme.

Stanley Kowalski dijo...

Mil gracias querida Esther por visitarme.

BESOTES GUAPA Y UNA SEMANA SENSACIONAL!!!!!!!

toñi dijo...

Una historia estremecedora y digna de tomar ejemplo.

Un beso

Javi dijo...

q se mejore tu padre i no te preocupes q ya vendran nuevos tiempoos vezooz xd(b)

Javi dijo...

¡¡porque tu lo vales!! besoos

 

Designed by Simply Fabulous Blogger Templates