jueves, 8 de octubre de 2009

La manta

Se había decidido a hacer limpieza por los armarios, pues los tenía tan desordenados y acumulaba en ellos tantas cosas ya inservibles que no cabía nada mas. Tenía ya llenas dos bolsas grandes con cosas para tirar y aún no había acabado. Le quedaba aquel altillo que casi nunca abría y ni se acordaba ya de qué había allí.


Sacó una bolsa donde había como una manta roja de estas de viaje, que ya ni se acordaba que tenía. Al acercarsela a la cara para bajarla notó su tacto y su aroma a cerrado, pero al cerrar los ojos lo vió todo muy claro. Qué recuerdos de su juventud..


Le recordaba su adolescencia cuando estaba loquita por un chico de clase pero no se atrevía a decirle nada y justo un día el le dijo, ¿te vienes de picnick al campo con unos amigos? Y sin dudarlo respondió que sí.


Llevó unos sandwichs , unos aperitivos, la manta por si tenían que sentarse en el suelo más comodamente.. Y allí estaba ella entre ese grupo de amigos pero que sólo tenía ojos para él y no se por qué hoy notaba más miradas de lo normal de él hacia ella.


Se le acercó y le dijo:


_¿te vienes a dar un paseo?


Super emocionada le contestó que si y fueron a pasear. Ella cogió su bolsa por si necesitaban algo, si tenían sed o hambre. Andaron un buen rato entre risas complices y miradas más tiernas de lo normal.Él se paró de repente y le dijo acampemos aqui, sentemonos, entonces ella sacó la manta para no ensuciarse y estar más cómodos.


Comieron unos aperitivos y las distancias sin darse cuenta se iban acortando y cada vez estaban más cerca el uno del otro, con gestos cómplices como acariciarle la cara a ella o desenredar con sus dedos su pelo. Era el momento pensó el y le dijo:


_Carla tengo que decirte algo, nunca me he atrevido pero que sepas que me has gustado desde siempre y me da rabia que ahora me tenga que ir porque a mi padre lo destinan a otra parte y no sé si podré volver a verte o no, pero no quisiera perderte de verdad.


Ella se quedó helada y pensó que también era el momento de declararse..


_Alberto qué cosas tu tambien me has gustado de siempre pero ya sabes lo tímida que soy y tu siempre estás rodeado de amigos y amigas y pensé que yo no te gustaría, que no era tu tipo.Siempre me imaginé que serías tu quien me daría mi primer beso y ahora te vas...


Entonces él dijo...


-No es tarde para eso..


Le sonrió y acercó poco a poco su cara a ella y como dos imanes sus labios acabaron chocando en un beso dulce, tierno y apasionado a la vez. Acabaron tumbados mirando al cielo, cogidos de la mano y dándose tantos besos como era posible, como si asi pudieran darse todos aquellos que a lo mejor nunca más podrían darse.


Asomó una lágrima en la cara de ella porque sabía que era una despedida, pero a la vez estaba feliz , había recibido ese primer beso de su primer amor, un amor imposible y corto , pero intenso a la vez..


Cayó de su nube de pensamientos y pensó, "esta manta me la quedo". A partir de ahi todas las noches de invierno dormía con la manta como para sentirlo cerca de nuevo y muchas noches conseguía soñar con ese primer amor como viviendo en sueños todos esos capítulos de su vida que le hubiera gustado vivir de verdad.


Nunca se sabe si el destino los volvería a juntar y esto era una señal...El tiempo lo dirá todo...

33 comentarios:

Alijodos dijo...

La manta del amor...quien no ha pasado por un lances de esto en su juventud? bonita historia esther...Un beso...

Ana dijo...

Precioso...Me ha encantado...

Muchos besitos guapa.

Winnie0 dijo...

Esther ¡qué relato tan bonito!...Yo también tengo manta llena de recuerdos, distintos, pero recuerdos.

Menda. dijo...

Oleeeeeeeeeeeee, vuelve Esther con relatos!!!!!
Qué bonito es el amor adolescente, ains........

EURICE dijo...

Bonito relato...cuantas veces tropiezas con algo ya olvidado y de pronto recuerdas donde, como y cuando fue...
Un saludo

Naveganterojo dijo...

Esta es nuestra Esther, romantica hasta la medula, y soñadora como el que mas,je,je,je.
Corta pero bonita historia.
Un abrazo amiga mia.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡El primer beso y el adiós! Quizá por eso aun guarda tan feliz recuerdo.

Cornelivs dijo...

Muy lindo.

Besos.

Juancar dijo...

Muy romantico,pues nada Esther,a tirar d ela manta ,je,je

Un beso

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Mira lo marivolloso que ha sido encontrar esta manta. Te ha traído bellos recuerdos. Besos

RAMPY dijo...

El tiempo sin TI es EMPO

Jonaina A. dijo...

Precioso relato...sobretodo me ha gustado como termina...
El tiempo lo dirá todo...y asi es..ni mas ni menos...
Antes de casarme con el que hoy es mi marido..lo dejamos durante uno 11 meses...llegamos a un punto que no nos entendiamos..y al cabo de ese tiempo..volvimos, mas enamorados que nunca..estuvimos 3 añitos viviendo juntos, nos casamos y ahora yo espero un maravilloso hijo del amor de mi vida...
¿si durará? pues no lo se, pero el tiempo que tenga que durar, que asi sea...
un besazo! me ha encantado...

Gabiprog dijo...

Hoy tenia un día en el trabajo...
menos mal que me encuentro con quien sus historias deja pinceladas de color y esperanza.

Besos!!!!

moderato_Dos_josef dijo...

En momentos determinados un objeto logra convertirse en nexo de unión entre nosotros y nuestro enamorado/a. Excelente. un abrazo.

X dijo...

Muy bien retratado ese primer amor. :-)

Perséfone dijo...

Me he sentido muy identificada con la protagonista de la historia. Yo también soy de las que guardan todo lo que me trae algún recuerdo especial.

Sin ir más lejos, aún conservo la chaqueta vaquera que llevaba en la primera cita con el nene, hace ya casi 6 años. Está descolorida y deshilachada ¡pero es que no me puedo deshacer de ella! jaja

Por cierto, soy de las que piensan que dos personas volverán a unirse después de separarse si realmente estaban predestinadas el uno para el otro.

Preciosa historia.

Un abrazo.

Carver dijo...

Un recuerdo..., un amor imposible, quien sabe que sucederá en el futuro ¿verdad?.
Gracias por tu comentario.

Muchos besos

Aspective dijo...

Creo que todos guardamos o hemos guardado una manta, un jersey, una bufanda, cuyo aroma nos trasnsporta automáticamente a instantes felices del pasado.
Nostálgica entrada que me trae muy buenos recuerdos de hace mucho tiempo.
Gracias
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Quema por igual el primer beso, y el primer adiós...

Saludos y un besazo!

Isabel dijo...

Un relato muy bonito, y el de la manta, ¡que vuelva!.
Un beso guapa

Montse dijo...

Cuanta falta me hacía hoy, precisamente, encontrar una "manta" tan empapada de recuerdos, de cariño, de amor, y de todos esos sentimientos de "manejas" como nadie.

Besitos preciosa

Luchida dijo...

¡Qué bonita historia!
Es curioso como un objeto puede hacernos revivir recuerdos pasados. Como la madalena de Proust: que decía que muchos años después, volvió a sentir los momentos que pasó junto a su abuela porque ésta le daba una madalena que mpjar en el té. Para él, ese sabor siempre le recordaría las tardes con su abuela, por años que pasaran, ese sabor nunca cambiaría.

El Ente dijo...

No hay nada mejor para sentir el calor en las noches de invierno que una buena manta... de besos...

besitos Esther!!

Caracoles Juan dijo...

Cada vez que entro en tu blog me destrozas el alma, por que me siento identificado, con muchas cosas. Un día de estos si me atrevo os algo casi inconfesable, que me está ocurriendo con una persona 40 años menor que yo, es algo insolito os lo puedo asegurar, de hecho estoy escribiendo un libro al respecto.
UN ABRAZO
JUAN

Anónimo dijo...

Hola. Soy Salva, nos conocimos en el chat valencia. Homb45Vlc. no se si te acordaras. uN BESO

Pharpe dijo...

A veces el tiempo trae segundas oportunidades para todo y para el amor igual, sólo que hay que saber verlas y aprovecharlas si realmente es lo que se quiere.

Gran relato. Besos

MOMENTOS DE LA VIDA dijo...

Que bello relato y que suja el amor!!!
te dejo un gran beso!!!

janys dijo...

Hola corazón; estoy de nuevo y espero no irme tanto. El amor, en este momento no quiero hablar de ello, estoy en la depre (creo que ya es bastante tiempo) Te mando un beso y un abrazo; hasta pronto.

janys dijo...

Hola corazón; estoy de nuevo y espero no irme tanto. El amor, en este momento no quiero hablar de ello, estoy en la depre (creo que ya es bastante tiempo) Te mando un beso y un abrazo; hasta pronto.

Moisés Márquez dijo...

Espero que en esas dos bolsas separase la basura para tirar de todo lo demás que se puede reciclar, como la ropa usada. :)

Saludos!

Ana dijo...

Preciosa...Ayer fue mi cumpleblog, y hay un regalito para ti en mi post de ayer.

Muchos besitos guapa.

Gaviota dijo...

Hola Esther, please dame un voto y riegalo a las personas que leen tu blogg me ayudas mucho si publicas una entrada con ello y instas a que me den un voto:

http://www.listin.com.do/app/cblogs_cats.aspx?vote_succes=true&tab=2 busquen categoria Artes y luego
Amanecer sin Tabues.. y voten please..!

Nuria Gonzalez dijo...

!!Qué bonito!
Todos tenemos alguna manta por ahí y tu relato nos la recuerda.
Besitos guapa

 

Designed by Simply Fabulous Blogger Templates