viernes, 18 de septiembre de 2009

La sombra..

De vuelta a casa después de ver una película de miedo estaba más alerta de lo que lo estaba normalmente. No soy una persona miedosa, pero ahora envuelta en la oscuridad de la noche camino al coche, cualquier ruido era susceptible de llamar mi atención.


Hacía frío y tenía los músculos encogidos y tiritaba sin parar, pues al salir de casa hacía incluso calor y no había cogido la chaqueta. La primera vez que iba al cine sola y encima a ver una película de miedo. Siempre he sido valiente y me he vanagloriado de no sobresaltarme en ellas, pero me he dado cuenta que era porque me sentía protegida al sentir el hombro de mi chico al lado, y hoy no lo tenía..


Sin darme cuenta se me clavaron una a una las escenas del film en la cabeza y en esa calle solitaria hasta me daba la impresión que alguien me estaba siguiendo. ¿Era mi imaginación o algo real? Tenía que descubrirlo..


Cuando paraba mis pasos de golpe ese pequeño ruido de fondo acompasado paraba también y eso me asustaba aún más, porque parecía que su intención fuera acallar sus pasos con el sonido de los míos propios.


Pese al frío estaba como sudando de los nervios contenidos que tenía, ya que no podía dar a entender el miedo que tenía para no parecer débil.


Ya veía el coche frente a mí y los últimos pasos se me hacían eternos. Tenía la tentación de girarme, al menos para dar a entender que estaba alerta y que no me iban a pillar desprevenida. Me decidí y me giré y me encontré la visión de la calle a oscuras y justo en la esquina que había pasado unos momentos antes me pareció ver una sombra en el suelo, como una cabeza asomando y eso ya me sobresaltó más.


No era mi imaginación, eran reales los pasos, me sentía sola, desprotegida y ya podía oir el alborotado ritmo de mi corazón y mis pasos acelerarse disimuladamente. Volví a oir esos pasos acompasados a los míos, pero esta vez no fuí valiente de girarme, casi que pensé que si no lo veía tendría menos miedo y me daría tiempo a ir al coche.


Metí la mano en el bolso para coger la llave del coche y no estaba en el bolsillo de siempre ¡ lo que faltaba! Rebusqué en el bolso por todos sus rincones hasta que la encontré. Pero bajé mi mirada al suelo y....Allí estaba aquella sombra de antes.¡No podía ser!


Tenía que girarme pero momentos antes noté una mano en mi hombro y...


-¡Cariño! mira que sabía que tendrías miedo al salir del cine y he venido a acompañarte, pero pensé voy a seguirla sin que se entere a ver cómo actua jajaja.


-¡serás.....! ¿sabes el miedo que he pasado? creí que eras un ladrón.


Me cogió entre sus brazos, me sentí protegida de nuevo y me dió un beso que fué de los más dulces que he recibido, no sé si sería por la tranquilidad que me transmitía al ver que no me seguía un extraño sino mi chico...

27 comentarios:

Alijodos dijo...

Jo menudo susto eh esther...Que con el beso ya se te quito todo...ah no eres tu la protagonista? bueno pues a la que sea...Unbeso y buen finde...

Aspective dijo...

El alivio del momento evita que la protagonista le diga al verdad al "novio" : peazo cabronazo, la madre que te parió, el susto que me has dado, etc.
Porque un poco desgraciado ha sido... ¿no?

Ana dijo...

Jajajaja...Ya estaba yo pensando que ibas a pasarlo mal...Y aparece tu chico...Yo como no tengo chico...Jajajaja...No veo películas de miedo...No me gustan...Jajajaja...

Muchos besitos wapa y disfruta del finde.

EURICE dijo...

Una historia que has hecho real por instantes. ¿cuantas veces hemos percibido ese "terror"?, para el "miedo" es otra cosa.
Fantastico final, me ha sorprendido, por un momento llegué a creer que terminarias diciendo que el miedo te habia hecho confundirte con tu propia sombra.
¡¡Excelente post!!.
Volveré por aqui y con tu permiso te enlazo.
Un saludo

Winnie0 dijo...

Me encanta....¡qué susto! más placentero al final...pero el miedito de la calle no te lo quita nadie...o si?...Sí...un beso ....merecido final. besos

Natacha dijo...

Yo soy muyyyyy miedosa, jajaja. Incapaz de andar sola por la noche, jeje. Que "zuzto"
Un beso, bonita
Natacha

Cornelivs dijo...

Muy lindo relato. Nada mejor que un par de buenos brazos para quitarnos el miedo.

Besos y feliz fin de semana...!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¿Quién no ha tenido esa sensación de miedo que tan bien describes?

Gabiprog dijo...

jajaja!

Caramba!!

Y es que tengo una entrada para este fin de semana con un 'motivo' exactamente igual!!!

ay ay ay... esta oscuridad y su poder de sugestión.

Ya veras que coincidencia!!

Besucos de fin de semana!

moderato_Dos_josef dijo...

No todas las sombras acaban siendo portadoras de malas noticias jejeje. Un abrazo Esther, gran relato!

DEMOFILA dijo...

Menudo beso le darías, después del miedo que pasaste, tuvo que ser de pelicula.
Bonito relato, con un desenlace inesperado, pero acaba bien, no como en las pelis de miedo.
Que se repita el beso, pero en otras circunstancias.
Un abrazo, que no un beso, te vayas a confundir.

Perséfone dijo...

Jajaja sorprendente y preciosa final, si señorita. Aunque más le hubiese valido no seguirte de esa manera ¡te habría ahorrado mucho miedo! Aunque no sé si la sorpresa hubiera sido la misma...

Un abrazo.

Espero que todo vaya genial.

Naveganterojo dijo...

Ja,ja,ja,ja, lo que ocurre es que el miedo nos hace ver las cosas que menos deseamos,ja,ja.
Si en vez del chico de sus sueños, es un mendigo que le pide unos centimos, le sacude con el bolso en toda la cabeza al pobre hombre,je,je,je.
Un abrazo amiga mia

David dijo...

Justo acabo de leer a gabiprog de Reflejos y Susurros, y actos seguido, zas ¡¡¡¡ otro misterio. Entre ambos me estais provocando a que mire por mis espaldas por si alguien ha entrado en mi casa...
¡besos y abrazos ¡

Isabel dijo...

Jo, que miedo, a mi me hace eso, y le sacudo, te lo juro, aunque luego le acepte el beso. Un beso

HADALUNA dijo...

Esther, me ha encantado ese final....ainsssssssss que tierno....

Besitos de fin de semana.

Stanley Kowalski dijo...

La adrenalina a full durante el relato! Me encantó, sobre todo por el final feliz.

Muchas gracias por la visita, besotes y buen finde!

Silvia_D dijo...

Sólo un susto!!

Ando, tan liada que ni sé cuándo decirte que estoy en casa. Voy vengo y vengo y voy con los papeleos y demás jajajaja
Gracias por llamar.

Besos, nena

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Me cogió entre sus brazos, me sentí protegida de nuevo"


Ojalá todas las historias de amor fueran así... Pasé a echar un ratito de lectura, y com siempre, genial.

Un besazo!

Mara dijo...

Ohhh! Que bonitooooooo jejeje Es toda una escena de pelicula ehhh :)

José Manuel Beltrán dijo...

Que bonito. Y es, en esos momentos, cuando uno necesita un abrazo enorme (en este caso acompañado de un beso) que le haga sentirse protegido, querido, mimado. Bonito relato que descubre nuestros miedos más simples.

Un besito, ciudadana

Nuria Gonzalez dijo...

Mientras iba leyendo tu relato me sonreía a mí misma pero de nervios porque hija a mis años todavía no he superado el miedo y no soy capaz de ver una película que contenga cualquier escena de terror, ni siquiera en mi casa. Mucho menos ir al cine sóla, me da un patatús.
Esos minutos que cuentas se convierten en horas cuando el miedo se apodera de uno.
Me ha gustado mucho sobre todo el final.
Besitos guapa

Pharpe dijo...

Pobriña, menudo susto. Besos

Esteban dijo...

Yo no puedo ver las pelis de miedo, un beso

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por visitarme, querida amiga.

BESOTES Y UNA EXCELENTE SEMANA!

beker dijo...

Trasladaste el misterio a la calle, vaya susto, Saludos

Juancar dijo...

Historia de intriga,con final feliz.


Muy chula

Un beso

 

Designed by Simply Fabulous Blogger Templates