jueves, 24 de julio de 2008

Los niños reaccionan más al dolor ajeno

Según este artículo los niños cuando ven sufrir a otra persona reaccionan igual que un adulto ante él por lo que la empatía viene implícita en el ser humano desde su nacimiento.Eso sí la reacción es más intensa aún si cabe que la de un adulto y sobre todo en la parte del cerebro del razonamiento moral.

Mi conclusión personal al respecto es que conforme nos vamos haciendo mayores y hemos sido expuestos una y otra vez a ver ciertas cosas como el dolor ajeno nos vamos como acostumbrando y no reaccionamos con tanta intensidad. Nos hacemos digamos algo más insensibles.

También conforme vamos siendo adultos nos vamos cargando de responsabilidades y estamos tan encerrados y ensimismados en ellas que hacemos menos caso a otros factores externos.

¿quien no ha visto en un telediario a los niños de africa escualidos llenos de moscas y ha seguido comiendo como si nada?

Pues muchos, si nos afecta y reaccionamos algo pero no tanto como cuando eramos mas jovenes.Yo misma recuerdo cuando tenía más o menos 15 años (que es cuando empiezas a tener consciencia de algunas cosas en la vida pero a la vez cuentas aún con un alto grado de inocencia en la niñez),que veia un telediario y me afectaban las noticias hasta tal punto que muchas veces lloraba , y mi madre me decía "¿por qué lloras?" y yo no sé"¿ que no te afecta lo que ves en TV? "Y me respondia "si me tuviera que afectar todo me pasaría el día llorando".

Esto demuestra que vamos siendo más selectivos de adultos con lo que dejamos que nos afecte y con lo que no , pues es como una armadura que nos ponemos para no sufrir.

Por eso a los niños intentamos protegerlos de ciertas cosas ellos aun no tienen esa armadura y son más sensibles.

Un niño es el reflejo de la inocencia ,pureza y sensibilidad que vamos perdiendo con el paso del tiempo.No dejemos que ese niño interior muera por completo.

27 comentarios:

DianNa_ dijo...

Me voy a pasar el día fuera, llevo el movil, si quieres algo llama y te llamaré yo después.

Ánimo que tu puedes, vale??

Besos de colores!!

Esther dijo...

¡¡Ainss eres un sol!! gracias y pasatelo muy bien

muchos besos

Juan Luis dijo...

Hola Esther.

Pues es verdad. Los niños son más vulnerables en todos los sentidos, más en el emocional. En edad temprana tienen todos sus sentidos orientados a recoger información y a asimilar todo lo que ven.

Cuando crecemos y somos adultos, ya tenemos formada una buena coraza. Hemos cogido experiencia, discriminamos lo que llega a nuestros sentidos y nos defendemos de aquello que sabemos que nos va a hacer sufrir. Es cuando te rompes una pierna, el dolor te dice que no deberías moverte. Pues aquí es igual, el dolor y la pena te dicen que debes mirar a otro lado para no sufrir.

Pero si cuando te caes y te rompes una pierna, haces caso al dolor y no te mueves, puedes sufrir de otras muchas cosas peores.

Saludos.

Esther dijo...

Hola Juan Luis es verdad es así,lo que hay que intentar es que quede siempre una pequeña parte de aquel niño.

Besos

MATANUSKA dijo...

hola buenasss, si lo lei mira tu por donde la tenia programa la entrada para mañana jajajaja asi que mañana cambio de tema jajajajaajaja.

un besosssss

Esther dijo...

Matanuska jooo lo siento mira que visité por primera vez la edicion de internet de la revista muy interesante, y hasta me he pasado primero por tu blog por si ponias lo mismo no repetirme.. jaja y ahora resulta que lo tenías para mañana,esto si que es pensar lo mismo.. jajaja

Besos con disculpa^^

CORNELIVS dijo...

Me ha encantado tu post de hoy, Esther, que no dejemos que el niño que todos llevamos dentro muera por completo.

Preciosa frase.

Te confiero una cosa: yo aun me resisto a perder mi capacidad de asombro!

Un beso¡

Esther dijo...

Hola cornelivs haces bien en no perderla,tampoco tenemos que dejar que las cosas nos influyan hasta el punto de amargarnos nuestra existencia, pero si ser conscientes de ellas y si podemos hacer algo al respecto hacerlo.

Un beso desde la niña que aún llevo dentro ^^

Anónimo dijo...

1

Anónimo dijo...

cariño es la tecera vez que escribo mi comentario... un script de una publicidad, hace que se me cierre
este es el quinto intento, y encima un comenatrio relargo
revisa porfa que tienes puesto, cierra la página
soy fabio
desde deestosisehabla

Esther dijo...

Hola Fabio pues no sé que puede ser no le he metido a la página nada extra y el resto están comentando sin problemas.A mi algunos si qu me sale a veces algo de un escript le doy a que no vaya y me abren la pagina sin problemas.

A ver si es algo temporal , un beso y gracias por intentarlo varias veces.

jg riobò dijo...

La inocencia se pierde.
Ojala fueramos niños inocentes, sin culpa.

Esther dijo...

jg por desgracia es así a veces la vida da muchos palos y hace que se pierda aún más..

Besos

Elena dijo...

Hola Esther, guapa
Gracias por seguir visitando mi blog, aunque ahora esté un poco monotemático... espero pronto poder escribir sobre otras cosas...
Me ha gustado tu reflexión. Yo a veces me sorprendo a mí misma llorando, sobre todo cuando veo animales abandonados que encuentran hogar, o gente hacer cosas heróicas... Sin embargo me he hecho inmune con otros temas, como lo que tú mencionas de los niños subsaharianos.
Yo tampoco quiero hacerme fría y dejar que esa empatía innata de la niñez desaparezca...
Un besazo

Lycans Laqueus dijo...

los niños tienen la virtud de absorver todo. Que se empapen de cosas buenas que de dolor ya se salpicarán de mayores.

un lobo salpicado.

meam0ami dijo...

Estercitaaaa!!!
diosaa.. sabes qe te quiro muchiisimo. Exitos y gracias por estar siempre .. Male

Esther dijo...

Hola Elena no pasa nada que ahora sea monotemático lo que importa es que tú escribiendo te encuentres mejor, yo también de vez en cuando escribo cosas personales que siento en un momento determinado y parece que no pero compartirlas ayuda mucho,parece que la carga se divide..Ahora sólo te queda animarte guapa,besos

Esther dijo...

lycans es verdad ya de mayores se sufre mucho,a veces demasiado,es bueno que tengan una infancia feliz que les marcará para siempre,y más que a ellos les afectan más según que cosas..

Besos

Esther dijo...

Hola mea0mai!!encantada de estar a tu lado, besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Está bien apuntado lo que dices pero, además, añadiría la indefensión que sienten los niños: no saben la intensidad del sufrimiento ajeno y cómo puede afectarles.
En efecto: nos hacemos insensibles con la edad, menos humanos.

María dijo...

Efectivamente, los niños son más vulnerables, y más sensibles, les afecta todo mucho más que a los adultos, por eso mismo, porque son niños y tienen una inocencia y dulzura innata, y a medida que nos vamos haciendo mayores vamos perdiendo parte de esa inocencia y nos vamos haciendo más insufribles, aunque si te digo la verdad, yo creo que aún tengo en mi interior parte de mi niñez, que no se me ha ido y que nunca se me irá porque a mí me afecta todo, soy demasiado sensible.

Un beso.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

hola esther... espero no dejar nunca a mi niña interior... bsss. muy buen post y real!

Bss

Emig dijo...

Esther... me gusta cómo tratas el tema, pues tus colclusiones al mismo, siento que son afines a lo que pienso "Nos hacemos digamos algo más insensibles." También dices "También conforme vamos siendo adultos nos vamos cargando de responsabilidades y estamos tan encerrados y ensimismados en ellas que hacemos menos caso a otros factores externos." Yo sólo añadiría aquí los factores internos, porque creo que somos un mundo, quizás un pequeño universo, pero desconocido en gran medida, de ahí que tu mención al niño interior es perfecta además de hermosa. La considero muy real pues ahí anida ese interior que está más cercano al exterior y, como dices, por el tiempo vamos perdiendo esa nota...
Hablas de una armadura, ¿has leído el libro "El caballero de la armadura oxidada"?
No tienen desperdicio tus palabras. Me has maravillado, sinceramente, porque es un tema que he pensado mucho en él y llegado a la conclusión de que es una piedra angular desde donde y hacia donde debiéramos ir las personas en la vida.

UN BESO desde mi niño. ¡muac!

Esther dijo...

Hola Pedro es verdad creo que se sienten más indefensos ante el dolor a lo mejor por eso reaccionan también más intensamente..

Besos

Esther dijo...

María muy bien por consevar aún tu alma de niña ,besos

Esther dijo...

hola Mónica me alegro de verte por aqui,muy bien por intentar no perder nunca tu niña interior, yo también lo intento..

Besos

Esther dijo...

Hola Emig me alegro que te guste el tema, y no he leído ese libro, pero si que es verdad que conforme crecemos nos ponemos esa armadura para que no nos hagan daño,pues la vida a veces es cruel y tenemos que protegernos..Los niños aún no la llevan y están mas expuestos como digo aqui,pero cada día creo que se la ponen más pronto pues los niños cada vez están más espabilados.

Besos también de mi niña interior

 

Designed by Simply Fabulous Blogger Templates